M

CONFERENCIAS

FORMACIONES

ASESORAMIENTO

Libros y cuentos

Manifiesto. El derecho a sentirse bien: Activistas del Bienestar Emocional

Fecha de publicación

24 Oct, 2023

Categoria

Cristina Gutiérrez Lestón

Educadora Emocional, Conferenciante, Escritora y Directora de La Granja

"

En un mundo como el actual, repleto de ansiedad, miedo, rabia y tristeza, veo que ha surgido una nueva creencia, la de que sentirse bien y en equilibrio pertenece a unos pocos privilegiados gracias a la suerte o a los genes que les han tocado. En mi trabajo con 40.000 niños/as, jóvenes y adultos cada año, veo como cada vez más personas se resignan en ese mantra que se repiten, “Es que a mí no me ha tocado la facilidad de sentirme bien”. Y se conforman en esa especie de una auto profecía que se cumple. Y hasta les parece casi bien sentirse mal.

Sentirse mal es un derecho, sí, pero sentirse bien también lo es porque todos y todas tenemos en nuestro cerebro el constructo de la inteligencia emocional que nos ayuda y nos lo permite. ¿Por qué no lo aprovechamos?, con los datos desalentadores que tenemos hoy en día en patologías mentales, diría que es peligroso y casi un delito no aprovechar esa capacidad que tenemos, la que nos permite sentirnos bien o al menos un poco mejor a pesar de las circunstancias. 

En 1931, el 40% de la población española era analfabeta, lo cual no significaba que esas personas no tuvieran la capacidad, simplemente que no se les había enseñado. Y con la inteligencia emocional está pasando lo mismo. Somos analfabetos emocionales no porque no podamos, sino porque no se nos enseña a convertir las emociones que sentimos (el miedo, la rabia, la tristeza…) en nuestras aliadas para ir por la vida.

Hay muchas personas que se creen que la Educación Emocional es educar entre algodones. Pero no, es todo lo contrario, la Educación Emocional de verdad nos hace más fuertes, valientes y resilientes porque nos conduce a saber quiénes somos, a conocer nuestro potencial, a mejorar nuestra autoestima (base del éxito y de la felicidad) y a tener más empatía (que es lo que nos hace humanos).

Tal y como están las cosas, es urgente que todos nos convirtamos en Activistas del Bienestar Emocional. Formémonos para aprovechar nuestro constructo, y luchemos por la creencia de que sentirse bien es posiblemás fácil de lo que parece, y además un derecho. 

Empecemos por nosotras/os mismos, por nuestras empresas y organizaciones, y digamos «basta» al analfabetismo emocional.

Cristina Gutiérrez Lestón 

Educadora Emocional

Artículos recientes

La sobreprotecció

Medio: RTVE 2 – Programa: Farem el que podrem – Capítol "La sobreprotecció" Farem el que podrem', RTVE Catalunya el nou programa...

Share This